Es fundamental identificar pacientes con sospecha de accidente cerebrovascular isquémico agudo (oclusión de vaso grande) para realizar el transporte directo a un centro exhaustivo de Ictus en lugar de un centro más cercano. Aunque la mejor estrategia es desconocida.

Las puntuaciones de corte de la gravedad de los accidentes cerebrovasculares se asociaron con la mayor reducción en la discapacidad relacionada con el ictus. La estrategia de la “nave nodriza” produjo mejores resultados clínicos que la estrategia de “goteo”, en la mayoría de las geografías.

Enlace